La reducción del déficit presupuestario del 7% al 4,6% y la participación más activa del sector privado como “nuevo motor de la economía”, ambas propuestas del nuevo gobierno en el campo económico, generaron una serie de dudas en analistas económicos. 

Es que el lunes pasado, el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, dio varias pistas de cómo se manejará la economía en el 2017.

De acuerdo con José Hidalgo, director de Cordes, el ministro está considerando una recaudación tributaria parecida a la del 2016, pero no estima que no habrá ingresos por la Ley Solidaria y tampoco por salvaguardias. 

Por ello, para Hidalgo, De la Torre estaría sobrestimando ese rubro. Según Finanzas, los ingresos no petroleros serán de US$17.713 millones.

Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, coincide en que la única manera en que la recaudación pudiera llegar a esos niveles, mayores que los del año pasado, es con incremento de impuestos, que en definitiva serían para financiar el gasto fiscal, que no disminuye de manera importante en cuanto a los gastos totales.