Los números del informe son en base a los resultados presentados por la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) y dan cuenta que el crédito con más asignaciones por volumen se localiza en el área comercial, con Bs. 634.760,5 millones; luego le sigue el consumo por el plástico y por último los préstamos agrícolas con una asignación de Bs. 245.255,6 millones.

De acuerdo con Cesár Aristimuño, economista y presidente de Aristimuño, Herrera y Asociados, dada la alta inflación del país, la cual ya supera los tres dígitos anualizada, las tarjetas de crédito, se han convertido en un recurso financiero indispensable.

La cifra de préstamos a través plástico, representa un alza mensual de 5,1% y de 132,7% en términos anualizados y a su vez equivale a 85,5% del total de créditos al consumo de la banca venezolana.

Puede ver el resto de esta información en la edición impresa de El Mundo de mañana, 26 de junio de 2015.