Es más frecuente en el Perú ver a jóvenes ejecutivos, que aún no llegan a los 40 años, ocupar posiciones en la alta dirección, lo que es una tendencia mundial que se consolida en la última década, manifestó el socio gerente de Cornerstone Perú, Diego Cubas,

Explicó que actualmente los profesionales con mayor potencial ingresan al mundo corporativo antes de terminar la universidad y, dependiendo de la cultura de cada empresa, lideran equipos.

“Al llegar a los 30años , estos ejecutivos ya son gerentes o lideran proyectos de alto impacto en el negocio. Además, la Generación 'Y' siempre busca crecer profesionalmente a un ritmo más rápido que el de las generaciones anteriores”, aseveró.

Cubas precisó que todo joven ejecutivo que aspira a ocupar una posición en la alta dirección, debe cumplir tres requisitos indispensables:

Contar con las competencias de liderazgo necesarias para ocupar la posición a la que se aspira.

Tener el potencial para ocupar la posición y generar valor. El potencial es el conjunto de experiencias, conocimientos, competencias y habilidad de aprendizaje para trabajar exitosamente en posiciones diferentes, de mayor nivel, en otras industrias e incluso otras especialidades.

Contar con logros cuantificables que respalden su capacidad de asumir una posición de mayor nivel.

Por ejemplo, un gerente de ventas que ha manejado la región sur del país, incrementando el negocio en doble dígito en los últimos dos años gracias a su liderazgo y extraordinarios resultados, tiene altas posibilidades de ocupar una gerencia comercial de la empresa.