Cerca de 95% de las negociaciones salariales en Brasil el año pasado resultaron en reajustes superiores a la inflación, de acuerdo con un informe divulgado este miércoles por el Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos (Dieese).

El estudio, realizado con 704 unidades de negociación de la industria, el comercio y los servicios, mostró que 2012 fue el año en que los trabajadores obtuvieron mayores mejoras salariales en el país sudamericano desde 1996.

Sólo 4% de las negociaciones salariales conquistaron reajustes iguales al índice de inflación y 1% tuvieron reajuste inferior.

El aumento real medio observado en las negociaciones salariales fue de 1,96%.

La industria fue el sector que tuvo el mejor desempeño, con aumentos reales en 97,5%de los casos.

En el comercio, 96% de las negociaciones resultaron en reajustes superiores a la inflación, y en los servicios, 90% obtuvieron mejoras reales.

En los tres sectores, la mayoría de las negociaciones obtuvo aumentos reales de hasta 3%.

El bajo desempleo -que se ubica en 5,5%, el menor de la serie histórica- y el aumento de la renta de los trabajadores son apuntados como la principal razón para la aprobación récord de la presidenta Dilma Rousseff.

Según una encuesta del instituto Ibope divulgada el martes, la presidenta obtiene 73% de apoyo popular, mientras que el gobierno en su conjunto es aprobado por 63% de los ciudadanos.