París. El déficit del sector público de Francia caerá a 6% del producto interno bruto el próximo año, desde 8% en 2010, afirmó el presidente galo, Nicolas Sarkozy.

El jefe de Estado también garantizó que el saldo negativo ubicará en 3% del PIB para 2013, fecha en la que el país ha prometido que cumplirá con la norma de la zona euro.

En una entrevista por televisión transmitida a toda la nación, Sarkozy reiteró que su gobierno reducirá el déficit en su presupuesto fiscal como prometió.

Aseguró que ya se han tomado las medidas para lograr esa meta y continuará haciéndolo, por ejemplo, mediante el recorte del número de funcionarios públicos y a través de la próxima reforma al sistema de pensiones.

Luego de incurrir en gastos que terminaron con un déficit de más de 100.000 millones euros en 2009 y 2010, la convicción del gobierno de reducir el déficit ha sido puesta en duda por economistas y expertos, especialmente dado que la recuperación económica ha sido modesta, sin esperanzas de que haya un rebote de magnitud desde la recesión global del 2008.

Con todo y ello, el gobierno ha reducido sus gastos en estímulo económico, lo que ha generado un menor déficit en el sector público en lo que va del 2010.