La Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala, en conjunto con el gobierno norteamericano, desarrollará estudios a fin de determinar si es posible recuperar unos US$1.800 millones, de impuestos no cancelados por empresarios norteamericanos de importaciones y exportaciones.

Según publica Prensa Libre, los empresarios aceptan que en Guatemala hay evasión fiscal. En conversaciones con la Secretaría de Comercio de los Estados Unidos, en conjunto con un equipo técnico de la IVE y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), se espera puedan dar con los empresarios norteamericanos responsables de la evasión, aunque según estudios jurídicos previos realizados en Guatemala, se llegó a la conclusión que el Estado sólo podría recuperar el dinero evadido durante los últimos cinco años.

Guatemala es uno de los 25 países del mundo que más pierden por fraude al Fisco mediante facturación anómala en el intercambio comercial, según un informe del Global Financial Integrity (GFI).