La semana pasada, el índice de materias primas DJ-UBS estuvo cotizando levemente a la baja, y los resultados en lo que va del año es de tan solo el 5%. Las alzas en el sector energético, fundamentalmente del gasoil, el crudo tipo Brent y el gas natural fueron compensadas con las pérdidas en los otros dos sectores y particularmente el sector agrícola, según manifestó el informe semanal de materias primas elaborado por el analista de Saxo Bank. Ole S.Hansen.

En tanto, los metales también experimentaron algunas pérdidas, al recuperar cierta solidez el dólar y con la caída del índice S&P500 hasta niveles previos al anuncio de la tercera relajación cuantitativa (QE3).

En cuanto al sector agrícola, los precios del azúcar y el café Arábiga fueron los más afectados, por las noticias favorables a la oferta.

1866

De acuerdo al análisis, en el cuarto trimestre se desvanecerá el impacto de la última ronda de relajación cuantitativa y el dólar debería encontrar cierto soporte que arrojará dificultades para los commodities.

Se sigue siendo partidarios al oro, dado que las expectativas de aumento de la inflación y las tasas de interés bajas hasta 2015 mantendrán la tasa de retorno real de la renta fija en territorio negativo.

A los precios de la energía, que volvieron a tantear al alza en el tercer trimestre, volvió a faltarles el soporte por parte de unos fundamentales económicos sin movimientos, por lo que los precios observados fueron más bajos y planos.

El aumento de la producción y el hecho de que se acaben eliminando los cuellos de botella tras los saneamientos de las refinerías deberían garantizar un movimiento contenido del precio en el cuarto trimestre, salvo que se produzca algún acontecimiento geopolítico.

El crudo en rango; entre US$105 y US$110. Se espera que el crecimiento de la demanda de petróleo global sea muy contenido en los próximos trimestres, ya que dicho crecimiento por parte de las economías emergentes se verá compensado por la reducción de la demanda por parte de los países de la OCDE.

Esto debería mantener el precio del Brent, la referencia del crudo global, en rango durante el último trimestre de 2012. El precio del Brent se sitúa en US$112 en estos tres trimestres del año.

Se espera que la media de todo 2012 se acerque más a los US$110, en base a que el Brent oscile entre los US$105 y US$110 por barril en este último período.

Por su parte, el diferencial del precio del crudo West Texas Intermediate (WTI) respecto al Brent sigue siendo elevado y ya alcanzó los US$23,50 por barril, el nivel más alto desde octubre de 2011.

Las causas del último movimiento son diversas: la escasa demanda del WTI tras los cortes en el suministro de varias refinerías en los Estados Unidos, junto con un nivel elevado de producción doméstica lo mantuvieron bajo presión.

En tanto, el volumen de fletes del Brent desde el Mar del Norte ha sido inferior al previsto debido a los retrasos a la hora de retomar la producción por las tareas de mantenimiento junto con el aumento de la tensión entre Siria y Turquía que está poniendo en riesgo el suministro de Irak.

1867

El gas natural sigue beneficiándose de la sustitución del carbón. Este commoditie sigue encontrando soporte por el reemplazo del carbón por gas que ayudó a reducir la saturación de suministro en las instalaciones de almacenamiento subterráneo de los EE.UU.

No se espera un alza muy importante, ya que las sustituciones podrían revertirse por los niveles de precios tan bajos del carbón.

Poco a poco se está acercando la temporada de extracciones cuando la oferta supera a la demanda, y las perspectivas de temperaturas más bajas de lo esperado en el corto plazo generaron a que el gas natural mantenga el soporte en torno a los 3,44 dólares/mmbtu, compensándose así el 50% del repliegue de 2011 a 2012.

Los precios por el alza de demanda invernal en febrero ya están cotizando en torno a los US$4 y cualquier subida a partir de este nivel provocará cierta fricción por la relación entre elcarbón y el gas natural. Pero una ola de frío, frente al invierno suave del año pasado, arrojaría soporte, ya que los inventarios caerían más aún.

1868

Potencial alcista para el oro. Las inversiones en el metal dorado a través de los Exchange Traded Funds alcanzaron un nuevo récord, con un incremento de más de 200 toneladas desde que se retomara el repunte a mediados de agosto al subir el precio por encima del nivel de 1.625 dólar/oz.

Los fondos de cobertura y otros inversores con apalancamiento no entraron hasta que el nivelde 1.625 se rompió al alza, pero desde entonces incrementaron su posición en 380 toneladas.

La demanda física de China e India, los dos principales compradores, fue contenida pero se hapercibido un alza en las últimas dos semanas, mientras que las compras por parte del banco central, especialmente en las economías emergentes, se espera que alcance un nuevo récorden 2012.

Por lo tanto, el oro sigue teniendo potencial alcista y en menor escala también lo tiene la plata,ya que la reducción de la demanda por parte de usuarios industriales incrementa la presiónsobre los inversores financieros para mantener el exceso de oferta a la baja.

Teniendo en cuenta la naturaleza indefinida de la tercera ronda de relajación cuantitativa,creemos que el oro llegará al máximo de 2011, en US$1.921 durante el mes de diciembre,tras un periodo inicial de consolidación, ya que el nivel de US$1.800 ofrece una fuerteresistencia.

En 2012, el repunte podría superar la barrera psicológica de 2.000 antes de alcanzarel objetivo técnico de US$2.075. El umbral infranqueable a la baja se sitúa ahora en US$1.500, pero esperamos que el soporte técnico de la media móvil de 200 días, que actualmentese sitúa en US$1.659, compense cualquier tanteo bajista.

1869