Lima, Andina. Voceros de Gana Perú han manifestado su voluntad de que un mayor número de empresas acceda a financiamiento en el mercado de valores, por lo que se prevé que se tomarán medidas para aumentar las emisiones de deuda en la Bolsa de Valores de Lima (BVL), previó este sábado Scotiabank.

“Los voceros de Gana Perú han manifestado su voluntad de que un mayor número de empresas acceda a financiamiento en el mercado de capitales local, por lo que es posible que el gobierno entrante tome medidas que incremente el volumen de emisiones de deuda empresariales”, anotó.

La analista de estudios económicos de Scotiabank, Estefany Castillo, indicó que en las últimas semanas la percepción de riesgo político ha disminuido ligeramente.

“Esto ha generado un mayor dinamismo en el mercado primario de emisiones corporativas”, manifestó en el reporte semanal del banco.

En ese sentido, precisó que Mibanco, Palmas del Espino, Banco Ripley y la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide) anunciaron subastas de deudas corporativas.

Recordó que la percepción de riesgo político afectó al mercado primario de emisiones corporativas después de las elecciones, por lo que algunos inversionistas optaron por no participar en las emisiones corporativas y otros asignaron mayores spreads a la deuda empresarial.

La analista sostuvo que actualmente los inversionistas prefieren emisiones corporativas de corta duración.

Esto estaría explicado por dos factores principalmente, como la percepción de riesgo político en el país, que aún se mantiene en niveles relativamente elevados.

“Debido a ello, los inversionistas preferirían invertir en papeles de menor riesgo, es decir, de menor duración, en tanto no hayan señales claras sobre las medidas económicas del próximo gobierno”, precisó.

En segundo lugar, los inversionistas han aumentado su apetito de deuda en soles de corto plazo luego que el Banco Central de Reserva (BCR), en su reunión de junio, mantuvo su tasa de referencia sin cambios en 4,25%.

“Los inversores esperarían, además, un nivel de inflación más estable en los próximos meses y, por ende, un ritmo más pausado en los incrementos de la tasa de referencia del BCR”, añadió.

Consideró que este cambio de expectativas ha generado un mayor apetito por instrumentos de deuda de corto plazo en soles.

Es así que el pasado 21 de junio, por ejemplo, Telefónica Móviles emitió papeles comerciales a un plazo de 180 días y la tasa de colocación fue considerablemente baja (4,97%), al igual que el spread por riesgo crediticio (70 puntos básicos aproximadamente).

Mientras que Supermercados Peruanos colocó deuda de similares características el pasado 13 de mayo y en esa oportunidad, sin embargo, la tasa de colocación y el spread ascendieron a 5,81% y 112 puntos básicos, respectivamente.

Castillo previó que, en los próximos meses, la evolución del mercado primario de deuda corporativa dependerá, en gran medida, de la confianza que se genere en torno a la política económica del próximo gobierno.

“Por un lado, en la medida en que exista confianza, es probable que continúe el dinamismo de la inversión privada y las empresas, por lo tanto, mantendrían sus necesidades de fondeo y probablemente se financien en el mercado de capitales local”, acotó.