Lima, Andina. La información disponible sobre crédito bancario y la demanda de energía sugieren que la inversión, y la economía en su conjunto, no se están hasta el momento desacelerando más allá de lo previsible, afirmó este lunes el banco Scotiabank.

Según la información disponible hasta junio, existe cierta evidencia (en construcción y anecdótico en otros sectores) de cierta desaceleración incipiente en la inversión privada, pero la información no es concluyente, señala un informe del Reporte Semanal del Scotiabank.

El informe elaborado por el gerente del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Guillermo Arbe, y por el analista Pablo Nano, indica que el impacto de la incertidumbre política sobre la inversión se sentirá, en forma más evidente, a partir del tercer trimestre.

“En este contexto, los indicadores adelantados para junio sugieren que el Producto Bruto Interno (PBI) continuaría desacelerándose, por lo que estimamos habría crecido cerca de seis por ciento en dicho mes”, comentan.

El estimado de crecimiento está basado en la producción de energía eléctrica que aumentó 8,5% en junio, cifra menor al 9,2% de mayo, según el Ministerio de Energía y Minas (MEM).

En tanto que los despachos locales de cemento ascendieron a 631 mil toneladas métricas (TM), según la Asociación de Productores de Cemento (Asocem), dicho resultado representa una caída de 2,8% luego de la ligera recuperación mostrada en mayo.

Las importaciones de cemento bordearon las 21.000 toneladas métricas (TM), 15% más, lo que habría permitido que el PBI del sector Construcción cierre junio con un crecimiento cercano a cero por ciento.

Las importaciones totales ascendieron a US$3.303 millones, aumentando 38% respecto a junio del 2010, según cifras de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat).

Este monto si bien fue menor al récord de mayo, se constituyó en el tercer mes consecutivo en el que las importaciones superan los US$3.000 millones.

“La producción de hidrocarburos creció 18%, según nuestros estimados, gracias a la mayor extracción de gas natural; este resultado supone una desaceleración respecto del 39% de mayo y se explica por una mayor base de comparación pues en junio del 2010 se iniciaron las exportaciones de gas natural”, señalan.