Lima, Andina. La inflación anualizada del Perú (agosto 2010 – julio 2011) se mantendría cerca del límite superior del rango objetivo del Banco Central de Reserva de 3% en julio, presionada por razones estacionales, manifestó este lunes el analista del Departamento de Estudios Económicos del banco Scotiabank, Mario Guerrero.

“La inflación repuntaría en julio debido a razones estacionales (pago de gratificaciones y gastos relacionados a Fiestas Patrias), al efecto rezagado del ajuste de la banda de precios de combustibles y a la recuperación de los precios avícolas y productos marinos”, señaló en el Reporte Semanal del banco.

Con la inflación anualizada estabilizada en torno a 3% anual, es probable que el BCR deje sin cambios su tasa de interés de referencia (que está en 4,25%) en su próxima reunión del 7 de julio.

La inflación se mantuvo relativamente estable en junio (0,10%), en línea con lo esperado por las autoridades, tanto del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) como del BCR, y por los analistas.

Sostuvo que en términos anuales, la inflación retornó al rango objetivo, alcanzando un ritmo de 2,91%, luego de dos meses de ubicarse por encima del límite superior de la banda (3%).

En particular, dijo que el resultado de la inflación de junio respondió a los ajustes en los precios regulados (combustibles y tarifas de agua), contrarrestados en parte por los menores precios de los alimentos avícolas, hortalizas y tubérculos.

Los precios de los alimentos descendieron por segundo mes consecutivo, a pesar de lo cual acumularon un aumento de cuatro por ciento durante los últimos 12 meses.

Los precios de los alimentos vinculados a insumos importados registraron un descenso de 1,7% en junio, por segundo mes consecutivo, influenciados por la caída de los precios avícolas (la carne de pollo cayó 8% promedio).

Sin embargo, acumularon un aumento de 4,8% en los últimos 12 meses, superando por tercer mes consecutivo al ritmo de aumento de los precios agrícolas, afirmó Guerrero.

No obstante, otros precios de alimentos importados siguieron subiendo. Los precios del pan y cereales subieron por octavo mes consecutivo, acumulando un aumento de ocho por ciento en los últimos 12 meses.

Mientras que los precios de las grasas y aceites subieron por noveno mes consecutivo acumulando un aumento de 15% durante los últimos 12 meses.