Lima, Andina. El Producto Interno Bruto (PIB) habría registrado un crecimiento de alrededor de 8% en marzo pasado, menor al nivel de enero y febrero, manifestó el banco Scotiabank.

El analista del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Pablo Nano, señaló que ya había sido anticipada la gradual desaceleración que se observa en el ritmo de crecimiento de la economía, y responde básicamente a un efecto estadístico y no al ruido político asociado al proceso electoral.

Recordó que el PIB empezó a crecer a una tasa superior a 8% a partir de marzo del 2010.

“Otro factor que contribuirá con el proceso de desaceleración de la economía son los anuncios recientes de austeridad fiscal del ministerio de Economía y Finanzas (MEF) asociados a medidas contra cíclicas”, explicó.

Refirió que el crecimiento de la economía pasó de 10,02% en enero de este año a 8,53% en febrero, y posiblemente bajó a 8% en marzo.

“Los indicadores adelantados de marzo nos sugieren que el PIB seguiría mostrando un importante crecimiento pero menor al de febrero”, destacó en el Reporte Semanal del banco.

Sin embargo, reconoció que es probable que el aumento de la incertidumbre política, de cara a la segunda vuelta electoral, pueda afectar, durante el segundo trimestre del año, las expectativas de los inversionistas y, por ende, la inversión privada.

“En ese sentido, por el lado del producto, el Banco Central de Reserva (BCR) tendrá menores presiones para seguir elevando su tasa de interés en los próximos meses”, anotó.

Por ello, el Scotiabank mantuvo su estimado de expansión del PBI en nueve por ciento para el primer trimestre del 2011.