Lima, Andina. El Producto Bruto Interno (PBI) continuará mostrando una desaceleración al cierre del segundo trimestre del año, lo que podría ubicar el crecimiento en un rango que oscilará entre 6% y 6,5%, informó el banco Scotiabank.

Esta proyección responde a la implementación de una política fiscal contracíclica por parte del ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para combatir las presiones inflacionarias, señaló el analista del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Pablo Nano.

Explicó que durante el primer trimestre del año, el gasto no financiero del gobierno disminuyó 0,8% respecto al mismo período del año anterior.

Agregó que dicho comportamiento debería continuar en el segundo trimestre del año, luego de las medidas anunciadas a fines de marzo.

Otro factor que influirá en el crecimiento del tercer trimestre es la desaceleración de la inversión privada como respuesta al deterioro de la confianza empresarial asociada al período electoral.

“Según una encuesta realizada por Apoyo a líderes empresariales en la quincena de abril, el 20% de los encuestados planeaba reducir el ritmo de inversión, lo que contrasta con el 1% de marzo”, señaló.

Agregó que si bien la reducción en el ritmo de inversiones no se refleja aún en los indicadores, con excepción del consumo interno de cemento, la desaceleración podría empezarse a notar a partir de mayo en rubros como la importación de bienes de capital.

“Los indicadores publicados para abril nos indican que el PBI continuaría mostrando una evolución positiva pero a un ritmo menor respecto del registrado en meses previos”, dijo en el Reporte Semanal del banco.

Otros factores que influyen en las proyecciones es la reducción en 3,2% de los despachos locales de cemento que en abril alcanzaron las 601 mil toneladas métricas (TM), nivel más bajo desde febrero del 2010, según la Asociación de Productores de Cemento (Asocem).

Explicó que en abril se observó también un incremento de ocho por ciento de la producción de energía eléctrica, tasa similar a la de marzo, según cifras del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Las importaciones en abril se incrementaron en 35% respecto a igual período del 2010 y superaron por primera vez los US$3.000 millones, según la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat).

Asimismo, la producción de hidrocarburos creció 39% por la mayor extracción de gas natural (164%) debido al aumento de la demanda de gas para exportación y para las centrales termoeléctricas. Dicha variación fue mayor respecto al 25% registrado en marzo.