Santiago. La pandemia del coronavirus aumentó en 64% el uso de los pagos digitales en Chile debido al distanciamiento social, una tendencia que llegó para quedarse, según revela un estudio de Mastercard y Kantar presentado este miércoles. 

Las medidas de confinamiento y las restricciones de movilidad, han llevado a los chilenos a acelerar el paso de la migración hacia el pago electrónico. La encuesta muestra que al menos 38% de los entrevistados intentaron un nuevo tipo de pago (digital o sin contacto) durante los meses de pandemia. Un 37% reconoce haber cambiado su comportamiento de pago por la crisis.

Estos datos refuerzan la necesidad de la actual transición hacia el modelo de cuatro partes en Chile, que permitiría la entrada de nuevos actores al mercado, expandir la red de aceptación, la emisión de tarjetas e incorporar soluciones seguras e innovadoras, que empujen una sociedad sin efectivo y faciliten la vida de las personas.

"Los chilenos tienen un interés transversal por la tecnología y están dispuestos a probar nuevos métodos de pago más convenientes", comenta Patricio Sandoval, Country Manager de Mastercard Chile y Paraguay. Como muestra de ello, el 51% de los encuestados espera que para 2030 las tiendas ya no acepten más efectivo.

 

Sin embargo, el ejecutivo de Mastercard explica que para que esto sea posible, es necesario avanzar en el desarrollo de soluciones interoperables y estándares "centradas en la eficiencia y la experiencia del usuario".

De acuerdo con el estudio de Mastercard, en los últimos tres meses, los chilenos prefirieron realizar sus transacciones usando una app de servicios financieros, con un 65% realizando o recibiendo transferencias y un 45% realizando pagos de cuentas.

El uso de tarjetas también se ha incrementado, frente al pago en efectivo. El estudio muestra que el 39% utiliza tarjeta en sus compras pequeñas contra 37% en efectivo; 48% la prefiere usar en compras medianas (32% efectivo) y para el 39% es la primera opción ante una compra grande (13% efectivo).

 

"La industria bancaria ha tenido que transformarse durante la pandemia para atender la enorme penetración que está teniendo el pago digital", destaca Sandoval, para quien está claro que los clientes en Chile están abiertos a usar nuevas tecnologías para pagos digitales. "Todos tenemos la obligación de proporcionar estos métodos", dijo.

Pagos en tiempo real. La encuesta revela un dato en el que Mastercard pone especial atención: el pago en tiempo real. Este tipo de transacción es instantánea y permite operaciones ininterrumpidas, disponibles todos los días durante las 24 horas. Según el estudio, el 63% desearía poder realizar este tipo de pagos y al 47% le gustaría que fuese a través de aplicaciones de mensajería o medios sociales.

De hecho, el 74% de los entrevistados cree que usar su dispositivo móvil para este tipo de pagos le proporciona inmediatez en la confirmación, un 41% destaca la facilidad al poder usarlo en cualquier lugar y otro 41% cree que es una alternativa en caso de no contar con la billetera física.

 

Pero además, los chilenos también declaran un gran interés por garantías de que las transacciones que realizan son seguras. El reconocimiento de huella dactilar es considerado el sistema de autenticación más seguro (87%), preferible a la firma convencional o el PIN. Le siguen el escaneo de retina (77%), reconocimiento facial (50%) y reconocimiento de voz (35%). Solo un 24% dijo que no probaría un nuevo método de pago por motivos de seguridad.

En este punto, Patricio Sandoval explica que la protección de los datos en el celular está garantizada. "Los datos de la tarjeta no están en el teléfono, por tanto, ante la pérdida del equipo móvil, la tecnología desarrollada impide que terceros pueda tener acceso a la información de la tarjeta", asegura.

¿Cómo será el futuro? La encuesta de Mastercard y Kantar ha dado una muestra del comportamiento del consumidor chileno durante los últimos tres meses de pandemia, pero también adelanta lo que esperan para la próxima década. 

 

Además de la eliminación del pago en efectivo en las tiendas, el 33% de los chilenos encuestados espera nuevas tecnologías de pago sin tarjetas y un 25% que las sucursales bancarias hayan sido reemplazadas por la banca virtual.

Por ello, destaca Sandoval, la apertura de la Industria de Pago será crucial para que los actuales y nuevos entrantes puedan disponer de las soluciones a tarjetahabientes y comercios. "Chile es por lejos uno de los países de América Latina más vanguardista en la transformación del pago digital y continuará desplanzaándose en ese sentido", sostuvo.

El estudio fue realizado entre los días 26 y 30 de mayo a 500 chilenos de todas las regiones, bancarizados y con acceso a smartphone.