Reuters. Wall Street se encaminaba este lunes a una apertura en rojo, después de que se dispararon las alarmas en todos los mercados mundiales tras el desplome de más de 8% de las acciones en China, junto con un violento descenso en el precio del petróleo y otras materias primas.

Los índices bursátiles S&P 500 y Nasdaq probablemente entrarían en una zona de corrección, es decir un 10% por debajo de sus máximos de 52 semanas.

El promedio industrial Dow Jones y el Nasdaq 100 entraron en territorio de corrección el viernes.

El Dow abriría bajo los 16.000 puntos por primera vez desde febrero del 2014.

La falta de nuevas medidas por parte de Pekín para apoyar a las bolsas chinas después que cayeron un 11% la semana pasada, provocó una caída libre en las acciones globales y una ola de ventas de materias primas, especialmente petróleo.

Los títulos de las principales empresas petroleras como Exxon y Chevron caían cerca de un 4 por ciento en las operaciones previas a la apertura de Wall Street.

Los futuros del S&P 500 e-minis bajaban 76,75 puntos, o un 3,89%, mientras que los del Nasdaq 100 e-minis perdían 208,5 puntos, o un 4,96%, con un fuerte volumen de contratos.

Los futuros del Dow descendían 685 puntos, o un 4,16%.