El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, sostuvo este sábado que para superar desigualdades es fundamental mejorar empleo y educación, y que para ello se requiere sacar adelante la polémica reforma tributaria que la oposición se niega a respaldar en el Congreso y que los estudiantes han criticado constantemente.

“Les puedo asegurar que el cien por ciento de lo que recaude la reforma tributaria va a ser destinado a financiar la educación y, la reforma tributaria la van a financiar las grandes empresas y, simultáneamente, vamos a dar un alivio a las pequeñas y medianas empresas, a la clase media, de forma tal de tener a través del sistema tributario también va a haber un elemento de mayor igual y de mayor justicia”, planteó el jefe de Estado.

Al respecto el gobernante enfatizó que el trabajo de su administración se centra en escuchar la voz de los pobres y los desempleados y no de los grupos de presión que usan la violencia para obtener sus demandas.

“Cuando uno enfrenta tantos grupos de presión, porque al fin y al cabo la sociedad está constituida por ciudadanos y también por grupos de presión que piden y exigen, a veces en forma muy fuerte, incluso violenta, por sus aspiraciones o sus intereses, por eso es importante hacer escuchar la voz de los que no tienen voz”, recalcó

Piñera formuló estas declaraciones durante el lanzamiento la Agenda de Impulso Social que consta de diez medidas para ir superando las desigualdades como apoyar a los adultos mayores, que cada niño tenga una cama y trabajar porque no haya más personas en situación de calle.

Junto a su esposa, Cecilia Morel, y al ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, el Presidente concurrió hasta el Hogar de Cristo para visitar la tumba de San Alberto Hurtado en el marco de la conmemoración del Día de la Solidaridad, que lo recuerda a 60 años de su muerte.

A su turno, la directora social de la entidad, Verónica Monroy, subrayó que “el desarrollo y la integración social nos involucran a todos. Es que en la primera mitad del siglo XX el país experimentó procesos que tienen ciertas similitudes con el país de nuestros días: un gran crecimiento económico, pero también una gran exclusión social. Chile es el país de la OCDE con mayor desigualdad de ingresos. El 38% de los chilenos dice que le es difícil vivir con sus ingresos actuales”.

Lea además en La Nación.cl: Reforma tributaria: senadores DC anuncian rechazo en comisión de Hacienda