Santiago. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, asistió este domingo al XXIII Congreso General de Renovación Nacional (RN), su partido político, cita que  se realiza en el Salón Plenario del Congreso Nacional, en Valparaíso.

En la ocasión, el mandatario hizo un repaso por su vida partidaria, valoró el aporte de RN en la transición democrática, agradeció la confianza de su colectividad que le permitió alcanzar la presidencia de la República y destacó los logros de los primeros meses de su gestión.

"Concurro hoy día, por primera vez como presidente de Chile, ante el consejo general de Renovación Nacional, con mucha emoción y con mucha gratitud. Pero también con una fuerza, con una convicción, con una voluntad y con un optimismo que estoy seguro refleja lo que ustedes sienten en sus corazones", afirmó al abrir su interveción.

Piñera destacó que "nos eligieron porque nos comprometimos no solamente con un cambio de gobierno, sino que con cambiar la forma de gobernar. Y prometimos, y vamos a cumplir, una nueva forma de gobernar. Gobernar con fidelidad y con lealtad a nuestros principios; gobernar poniendo siempre por delante el interés del país, por sobre los intereses del partido o los intereses personales; gobernar restableciendo esos viejos valores que se habían perdido y olvidado, tan sencillos y tan profundos como hacer las cosas bien, hacer las cosas en forma honesta, hacer las cosas con un sentido de urgencia".

El primer mandatario ocupó gran parte de su discurso a hacer un balance de su primera propridad de gobierno, la reconstrucción del país, luego el catastrófico terremoto ocurrido en Chile el pasado 27 de febrero.

"Les quiero contar que el 11 de marzo, cuando terminó nuestro primer gabinete, a las dos, tres de la madrugada, y compartimos por primera vez el balance de lo que había sido el terremoto y maremoto de la madrugada del 27 de febrero, pudimos constatar no solamente que había sido el quinto peor terremoto en la historia conocida de la humanidad, porque lo fue, sino que pudimos constatar que el balance era desolador y que muchas personas, incluso en el gobierno saliente, no tenían plena conciencia de la magnitud del daño que ese terremoto y maremoto habían causado", recordó.

Y detalló logros que según Piñera hacen sentir ya al terremoto y maremoto como ''distantes y lejanos'', a pesar de las críticas de la oposición, que considera que ha existido un errático proceder en la entrega de ayuda a las zonas afectadas.

Los logros que destacó Piñera son los siguientes:

*"En 45 días logramos que ese millón 250 mil niños que no tenían escuela, pudieran volver y restablecer su año escolar. A través de múltiples mecanismos, escuelas de emergencia, escuelas modulares, habilitación de otros espacios públicos. Pero lo logramos".

*"En 60 días logramos que el sistema de salud, a través de hospitales modulares, hospitales de emergencia, hospitales militares, y aquí aprovecho de agradecer la ayuda de muchos países amigos, nos permitieron restablecer los servicios de salud para todos aquellos que habían perdido esa opción, por los daños que el terremoto había causado en nuestro sector de salud".

*"En 90 días construimos 70 mil viviendas de emergencia. Más que las que se habían construido en toda la historia anterior de nuestro país".

*"En 100 días reconstruimos más de 200 puentes, rehabilitamos los caminos, pusimos en marcha nuevamente los puertos y los aeropuertos y contribuimos a que muchas empresas que habían paralizado, pudieran también reiniciar su proceso productivo".

Economía de pie. Respecto de la marcha económica tras el teremoto, Piñera resaltó que "el año pasado la economía chilena cayó 1,5%. Este año va a crecer en aproximadamente 5% y el próximo año va a crecer más. Y mi esperanza como presidente es que el próximo año Chile vuelva a ser el país con mayor y más fuerte crecimiento en América Latina".

"La economía, amigas y amigos, está de nuevo en marcha, está de nuevo creciendo, está de nuevo de pie y eso es algo que tenemos que reconocer y agradecérselo a todos y cada uno de los chilenos", finalizó.