Santiago. La fuerte apreciación que ha mostrado el peso chileno frente al dólar en las últimas semanas es una materia de "preocupación", dijo este jueves el presidente Sebastián Piñera.

El mandatario agregó que se usarán todas las herramientas macroeconómicas disponibles para mantener un tipo de cambio competitivo.

"Tenemos muchos problemas, sí, muchos problemas. Uno de ellos es el tipo de cambio y nos preocupa", dijo Piñera en una entrevista con la radio Agricultura.

Hasta mitad de este año el peso acumulaba una caída de un 7,1% frente a la divisa estadounidense, pero la situación comenzó a revertirse con fuerza y a la fecha la moneda local sólo acumula un retroceso cercano al 1,0%, lo que afecta la competitividad del sector exportador.

Bajo ese escenario, el mandatario aseguró que el Gobierno va a emplear todas las herramientas para intentar mantener un tipo de cambio competitivo, cuando las exportaciones han repuntado con fuerza tras la crisis financiera global.

"Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance con las políticas macroeconómicas: gasto fiscal, políticas de endeudamiento para que Chile siga teniendo un tipo de cambio competitivo, que es lo que requieren nuestros exportadores y nuestros empresarios sustituidores de importaciones", dijo Piñera.

Antes de que el gobernante derechista hablara, el peso chileno se cotizaba el jueves en valores máximos en ocho meses, cercano a las 507 unidades, pero tras sus dichos la moneda redujo sus ganancias y se negociaba cerca de las 510 unidades por dólar.

En el mercado no descartan una intervención por parte del Banco Central si la moneda cae a los 470/480 unidades por dólar.

Los analistas esperan que el tipo de cambio se mueva con algunos altibajos en los próximos meses, aunque en rangos marginales, para situarse a fin de año en los 510 pesos por dólar.