Washington. Las reformas aprobadas no van a tener un efecto inmediato en el crecimiento de la economía, pero sí se están sentando las bases para un mayor desempeño sostenido en el tiempo, asevera el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Entrevistado por El Economista, al margen de las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial donde participó, dice que el recorte en el pronóstico del PIB que tiene el Fondo, que quedó en 3%, no está lejos de la previsión del mercado.

Descartó que la dependencia a su cargo vaya a corregir a la baja su expectativa por ahora, que está en el rango de 3.2% a 4.2%, pues aún faltan de conocerse los datos económicos suficientes que permitirán una estimación más aproximada al desempeño.

“La economía interna esta creciendo más rápido que en el pasado; el consumo tiene un desempeño más sólido, y un dato interesante es el que arrojaron recientemente las ventas de vehículos (...) Nosotros vemos una aceleración del crecimiento. No estamos donde quisiéramos estar para eso hicimos las reformas”, argumenta.

—La fase económica por la que transita México ¿es un lento crecimiento o es desaceleración?

—Es una clara recuperación respecto al desempeño del año pasado.

Gasto y Ficrea

En la conversación, resaltó los beneficios que ya son evidentes para los consumidores gracias a las reformas en telecomunicaciones y energía.

Habla sobre el impacto del precio del petróleo en las finanzas públicas y cómo están reestructurando el gasto público para hacerlo eficiente y acorde a las necesidades de la economía.

Y accede a hacer un par de comentarios, sobre el origen de los recursos que permitirán a los ahorradores defraudados de Ficrea, recuperar una parte de su dinero.

Esta entrevista, estará disponible a detalle en la edición impresa de El Economista, del próximo lunes, 20 de abril.