Sendai. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró este sábado en la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastre que actualmente las pérdidas anuales por catástrofes superan los 300.000 millones de dólares estadounidenses.

"Podemos ver como ese número crece mientras más gente sufre. O podemos rebajar esa cifra dramáticamente e invertir los ahorros en desarrollo. Un total de US$6.000 millones dedicados cada año puede suponer ahorros de hasta US$360.000 millones en 2030", aseveró Ban.

En su discurso en la apertura de este evento, de cinco días de duración y que tiene lugar en la ciudad japonesa de Sendai, el secretario general se dirigió a los 4.000 asistentes para afirmar que habían hecho que está reunión sobre reducción del riesgo de desastres sea la "de mayor nivel de la historia". "Esta es la primera parada de nuestro camino hacia un nuevo futuro. La reducción del riesgo de desastres impulsa el progreso del desarrollo sostenible y el cambio climático", aseveró.

Elogió el acuerdo en vigor sobre esta materia, el Marco de Trabajo para la Acción de Hyogo, que fue adoptado hace 10 años en Kobe, Japón.

En este sentido, aseguró que ese pacto "ha salvado miles de vidas" y apuntó que ahora hay que responder a las necesidades de crecimiento del mundo "a través del empoderamiento de los individuos, del apoyo a las comunidades y de respaldar las promesas con recursos".

El trabajo continúa en la conferencia para acordar un nuevo marco de trabajo para la reducción del riesgo de desastres, con el que se actualice el pacto vigente.

"Nuestros pensamientos están con todas las víctimas de desastres. Nuestro mejor tributo posible será hacer de esta conferencia una éxito", enfatizó Ban.