Los ingresos por suministros de bienes y servicios de los establecimientos comerciales al por menor, que es el monto que obtuvo la empresa por todas aquellas actividades de producción, comercialización o prestación de servicios, aumentó 1,9% a tasa anual desestacionalizada durante diciembre del 2014, cuando en noviembre y octubre se registraron incrementos de 1,8 y 5,0%, respectivamente, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La lectura de aceleración en el corto plazo de este indicador del consumo privado derivó, principalmente, de la tendencia ascendente que trazaron, con ajuste estacionario y en términos anuales, las ramas de actividad comercial que lo integran, como comercio al por menor exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares (de 80,7% en noviembre a 102,5% en diciembre); bebidas, hielo y tabaco (8,3 a 13,8%); muebles para el hogar y otros enseres domésticos (-1.9 a 10,9%), y productos textiles, excepto ropa (3,1 a 10,4%).

Otras ramas con igual comportamiento fueron artículos para la decoración de interiores (-7,2 a 7,2%); tiendas departamentales (-6,4 a 5,9%); artículos para el cuidado de la salud (2,7 a 5,4%); autopartes (1,6 a 3,4%); tiendas de autoservicio (1,4 a 2,6%); artículos de ferretería, tlapalería y vidrios (-0,6 a 1,7%); mascotas, regalos, artículos religiosos, desechables, artesanías y otros artículos de uso personal (-11,7 a 0,1%), y combustibles, aceites y grasas lubricantes (-7,8 a -6,4%).

Mientras los rubros que mostraron crecimientos pero que dibujaron una trayectoria a la baja fueron abarrotes y alimentos (13,8 a 9,7%); artículos de papelería, libros, revistas y periódicos (11,0 a 7,1%); automóviles y camionetas (9,0 a 6,1%), y artículos de perfumería y joyería (15,1 a 6,0%).