Entre enero y julio de este año las aseguradoras en Costa Rica han percibido un crecimiento en el pago de las pólizas de vida aumentando un 47% sus pagos.

Este crecimiento ha venido acompañado, asimismo, de un aumento en la siniestralidad de las aseguradoras que atienden este nicho.

De acuerdo con las cifras de la Superintendencia General de Seguros (Sugese), el pago de pólizas o primas tuvo un crecimiento real de 11% solo en julio, mientras que en la siniestralidad creció un 9%.

Y pese a que el nicho de seguros de vida no es el que más peso tiene en el sector (apenas es el tercero) sí es el que más dinamismo ha reflejado tanto en los primas como en el pago de siniestros.

En los primeros siete meses del año, las aseguradoras pagaron $25,2 millones en indemnizaciones o siniestralidad en este nicho.

Si bien es cierto, el sector ha crecido en el pago de primas no es del todo bueno que crezcan tanto a un ritmo igual las indemnizaciones.

Para el superintendente de seguros, Javier Cascante, se está analizando el impacto que puedan tener los pagos en la solvencia de las empresas.

“Lo verdaderamente importante es medir periódicamente si la capacidad patrimonial de la firma para atender la ocurrencia de los siniestros (…) es suficiente”, dijo Cascante.

Por otro lado, los seguros que facturan los montos más altos en el período acumulado del año, son los de automóviles con un total de $71 millones, cifra que sobrepasa a la del 2010 en un 21%.