Nueva York. El sector de los servicios en Estados Unidos se expandió en julio a un ritmo mayor al esperado, según un indicador publicado este miércoles.

El Instituto de Gestión de Suministros, o ISM, informó que su índice general de la actividad no manufacturera se ubicó en 54,3 en julio, frente a la lectura de 53,8 en junio.

Los economistas esperaban que el índice general de julio se hubiera desacelerado a 53,1.

El informe del sector no manufacturero del ISM busca capturar el ímpetu de la actividad fuera de la base fabril del país y detalla el desempeño del segmento que abarca la mayor parte de la actividad productiva de Estados Unidos. Las lecturas superiores a 50 sugieren un crecimiento en la actividad, mientras que una lectura inferior a 50 indica una contracción.

El ISM informó que el índice de actividad/producción cayó de 58,1 en junio a 57,4 en julio, pero al alto nivel indica que la producción se está expandiendo.

Los empleos en el sector manufacturero continúan mostrando pocos cambios. El índice de empleo aumentó en julio a 50,9 frente a la lectura de 49,7 de junio.

El índice de nuevos pedidos aumentó de 54,4 en junio a 56,7 en junio.

Las presiones inflacionarias se atenuaron nuevamente. El índice de precios cayó a 52,7 en julio desde 53,8 en junio y 60,6 en mayo.

El ISM se deriva principalmente de comentarios procedentes de compañías del sector de los servicios, que representa la mayor parte de la economía estadounidense, pero también incluyen a los sectores de la construcción y la administración pública.