Londres. El sector manufacturero de la zona euro se contrajo por décimoquinto mes seguido en octubre debido a un descenso de la producción y de los nuevos pedidos, indicó este viernes un sondeo, lo que avivó las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) relaje aún más su política monetaria.

La manufactura impulsó la recuperación del bloque en la anterior recesión, pero el bache de la actividad fabril comenzado en los países más pequeños de la periferia se ha apoderado ahora de los miembros centrales, Alemania y Francia.

Se espera que Europa siga siendo la región más rezagada en la economía mundial el próximo año por los efectos de su crisis de deuda soberana, y que la situación se deteriore más en Italia y España, los dos países que más preocupan a los inversores por las dudas sobre si podrán pagar sus deudas.

Irlanda fue el único país de las 17 naciones que usan el euro en mostrar crecimiento.

"La situación en las economías más importantes está empeorando. En lugar de fortalecerse para sacar a la periferia de la recesión, parece que es más posible que las economías centrales sigan a la periferia en la recesión", dijo Ben May de Capital Economics.

El índice manufacturero de Markit (PMI) para la zona euro cayó a 45,4 en octubre desde 46,1 en septiembre. La cifra de octubre estuvo apenas por encima respecto a un sondeo previo emitido anteriormente este mes que arrojó un 45,3.

Desde agosto del 2011, el índice ha estado por debajo de la marca de 50 que divide el crecimiento de la contracción.

El índice de producción manufacturera se hundió a 45,0 desde 45,9.

Previamente, los datos de Alemania, la mayor economía de la zona euro, mostraron una contracción de su sector manufacturero por octavo mes seguido y en Francia la contracción se produjo en 14 de los últimos 15 meses.

En España, que posiblemente se convertirá en el próximo país en pedir un rescate de la Unión Europea, el ritmo del descenso se incrementó, mientras que en Italia la situación fue similar.

Las flojas perspectivas de crecimiento de las mayores economías de la zona euro llevarían al BCE a relajar aún más su política monetaria en los próximos meses y las tasas podrían bajar al 0,5%, según un sondeo de Reuters.

"En conclusión, el panorama para la economía sigue siendo extremadamente inactivo. El actual escenario económico justifica plenamente nuevos recortes de tasas de interés", dijo Annalisa Piazza de Newedge Strategy.

El BCE realiza el jueves su próxima reunión de política monetaria.