El sistema financiero de Panamá será uno de los sectores que recibirá el impacto del Tratado de Promoción Comercial con Estados Unidos, ya que ofrece al sector bancario oportunidades a futuro de participar más activamente en un amplio mercado.

“Para el sector financiero en general representa una oportunidad extraordinaria para consolidar aún más la integración de los sistemas financieros de ambos países que en la práctica, ya se había logrado, desde que nacimos como nación independiente”, dijo Amauri Castillo secretario general en Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

Por su parte Mario De Diego Jr., vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) explicó que un TPC no está dirigido específicamente, al sector financiero, aunque sí está incluido en el tratado; generalmente se entiende que esos tratados son para estimular las exportaciones e importaciones de los países firmantes, supuestamente, en base a sus ventajas competitivas en cada sector o actividad.

Panamá puede tener ventaja competitiva en algunos productos agropecuarios, mientras que EE.UU. la tiene en otros bienes, los servicios financieros están incluidos, pero dada la naturaleza del sector y en particular el bancario, no parece haber mayores necesidades de apertura, ya que actualmente el sector bancario en Panamá es totalmente abierto, o sea que no se impide la entrada de nuevos operadores, siempre y cuando que cumplan con las normas legales y reglamentarias, las cuales son iguales para todos, reporta La Estrella de Panamá.