La principal agremiación del país, Andi (Asociación Nacional de Industriales), aclaró este lunes que seguirá apoyando al gobierno en todas sus políticas.

Aunque se presumió un distanciamiento entre los empresarios y el Ejecutivo, este lunes la Andi hizo varias precisiones.

Aunque admitió que “temas agudos con los gobiernos hay siempre”, indicó que “no puede derivarse que hay una gavilla inconforme contra el Gobierno”.

Y concluyó en su cuenta en Twitter: “seguimos apoyando”.

La revista Semana, en su última publicación advirtió que “los gremios económicos y muchos empresarios que eran santistas furibundos, hoy están disgustados con el gobierno”.

La publicación cita cómo Villegas estaba “furioso” por las declaraciones del ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, quien en un reciente foro mencionó que de la Andi pudo haber salido la persona que pagó a un funcionario de la Imprenta Nacional para que la reforma tributaria de 2010 no fuera publicada a tiempo en el Diario Oficial y, por consiguiente, entrara en vigencia un año más tarde.

“Resulta que de una forma sospechosísima alguien que está en esta mesa, o en este salón, o en el salón de la Andi (Asociación de Empresarios de Colombia) o en el salón de algo, alguien le pagó a alguien para que un funcionario no pusiera a trabajar la imprenta y no la subiera a internet. Alguno de nosotros le pagó a alguien para que le metiera un gol a nueve millones de votos, a todo el programa de gobierno, y que todos los demás pagáramos para que esta persona o grupo de personas, que pueden ser cuatro o cinco que no quieren pagar impuestos, no pagaron, pueden ser tres, (o) pueden ser cinco billones de pesos”, dijo el pasado 15 de febrero el ministro Echeverry.