Nueva York. El sector privado de Estados Unidos eliminó inesperadamente 23.000 empleos en marzo, muy lejos de las expectativas de un incremento, aunque menos que los 24.000 puestos de trabajo perdidos en febrero, mostró este miércoles un informe de la firma ADP.

El dato se conoce dos días antes de la publicación del informe oficial sobre las nóminas no agrícolas de marzo, el cual se espera que refleje la creación de 190.000 empleos, según un sondeo de Reuters.

"Echa un poco de agua fría a la idea de que en marzo se crearían empleos, lo cual es un poco decepcionante", dijo John Canally, estratega de inversión y economista de LPL Financial en Boston, en referencia al informe de ADP.

Sin embargo, Joel Prakken, presidente de Macroeconomic Advisers, firma que elabora el informe junto con ADP, dijo que pese al débil número sobre el empleo en el sector privado, la cifra oficial de las nóminas no agrícolas podría ser positiva.

La mediana de las estimaciones de economistas consultados por Reuters para el informe ADP era de una creación de 40.000 empleos en el sector privado este mes, desde una cifra original para febrero que había marcado la pérdida de 20.000 plazas laborales.

Prakken indicó que las empresas aún están esperando que la recuperación económica se afiance para empezar a contratar personal nuevamente.

El informe repercutió de inmediato en los mercados, donde los bonos del Tesoro pasaron a terreno positivo y las acciones ampliaron sus pérdidas.

El alto desempleo ha sido un eslabón débil en el camino de Estados Unidos hacia la recuperación de la recesión.

El informe de la firma ADP es seguido de cerca por los mercados porque se le considera un buen anticipo del reporte sobre las nóminas no agrícolas que elabora mensualmente el Gobierno estadounidense.

El informe sobre las nóminas no agrícolas de febrero se dará a conocer este viernes.