Los industriales y comerciantes de Venezuela no creen que la salida de Jorge Giordani del tren ministerial, signifique, en alguna medida, un cambio en el modelo económico. “Ojalá“, expresa Eduardo Garmedia, presidente de Conindustria. “Quisiéramos que una rotación en la estructura del gabinete, y en algunos otros cargos, se diera con la intención de hacer profundas transformaciones en el modelo económico, si eso es así valdrían la pena”.

“Es una noticia importante para nosotros, por supuesto”, comenta el presidente de Consecomercio, Mauricio Tancredi al referirse a la salida de Giordani, pero espera que esa decisión redunde en nuevas políticas públicas, que encauce a la industria y al comercio por la senda del desarrollo económico.

Garmendia señala que sería aventurado asegurar que la salida de Giordani implique un cambio relevante para la industria. “Lo importante no es el nombre de quién ocupará el cargo de planificación, sino las políticas que implementará en cuanto al control de cambio, de la ley de precios justos y las reformas del empleo. Si el nuevo ministro (de planificación) tiene un modo distinto de hacer las cosas en la economía, bienvenido sea”.

El presidente de Consecomercio, opina que es importante que el ministro que ocupe el cargo “se de cuenta de la importancia que tiene permitir que funcione mejor la oferta y la demanda, de reducir los controles, de revisar leyes que tienen a la empresa privada en jaque; por otro lado que explique qué tipo de cambios habrán, en vista de las cifras oficiales de inflación de abril y mayo, de la escasez, el desabastecimiento, eso es lo importante”, dice Tancredi.

Los representantes gremiales estarán a la expectativa y con esperanzas de que puedan cambiar las cosas para mejor. La salida de Giordani es una noticia importante, pero hasta que no haya cambios estructurales, la situación económica del país, seguirá siendo la misma.