Brasilia. El sector público brasileño registró en septiembre pasado un déficit primario de 24.621 millones de reales (US$6.764 millones), un aumento del 15,8% frente a igual mes del 2017, resultado mayor que el esperado, divulgó este lunes el Banco Central (BC) de Brasil.

Los números se refieren al desempeño fiscal del gobierno central, estados, municipios y empresas estatales, excluidos bancos, la petrolera Petrobras y la compañía de energía Eletrobras, sin contar el pago de intereses de deuda.

En los primeros nueve meses del año, hubo un déficit primario de 59.321 millones de reales (US$16.296 millones), contra el resultado también negativo de 82.110 millones de reales (US$20.557 millones) en igual período de 2017.

En el acumulado en 12 meses terminados en septiembre anterior, las cuentas públicas quedaron con saldo negativo de 87.794 millones de reales (US$22.557 millones), lo que corresponde al 1,29% del Producto Interno Bruto (PIB).

La deuda neta del sector público, que contabiliza activos del gobierno como las reservas internacionales, llegó a 3,5 billones de reales (US$973.351 millones) en septiembre, que corresponden al 52,2% del PIB.

La meta para el sector público consolidado es de un déficit de 161.300 millones de reales (US$44.313 millones) para el presente año.

Los gastos con intereses sumaron 14.552 millones de reales (US$3.997 millones) en septiembre anterior, por lo que el déficit nominal, formado por el resultado primario y el pago de intereses, alcanzó 39.173 millones de reales (US$10.761 millones) el mes pasado.

En el acumulado de los últimos 12 meses, el déficit nominal se situó en 488.835 millones de reales (US$134.295 millones), lo que corresponde al 7,2% del PIB.

La deuda neta del sector público, que contabiliza activos del gobierno como las reservas internacionales, llegó a 3,5 billones de reales (US$973.351 millones) en septiembre, que corresponden al 52,2% del PIB.