La actividad en el sector servicios de Brasil aumentó en septiembre, lo que disipó la preocupación acerca del principal motor de crecimiento del país luego de dos meses de contracción, mostró el miércoles un estudio privado.

El Indice de Gerentes de Compra (PMI, por su sigla en inglés) de HSBC para el sector servicios de Brasil subió a 52,8 en septiembre sobre bases ajustadas estacionalmente, por sobre la marca 50, que divide expansión de contracción.

Combinado con un leve repunte en el índice manufacturero que fue divulgado el lunes, el dato de servicios elevó al Indice de Producción Compuesto de Brasil de HSBC a su punto más alto desde abril. La cifra llegó a 52,2 desde 48,6 en agosto.

Ambos indicadores sugieren que la sexta mayor economía mundial debería acelerarse, dejando atrás un año de estancamiento tras las agresivas medidas de estímulo del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

"El repunte del PMI de servicios da una mayor evidencia de que la recuperación de la actividad económica que esperábamos para el segundo semestre del año parece estar materializándose", dijo André Loes, economista jefe en Brasil de HSBC.