Excelsior.com.mx El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se ha rezagado en la afiliación de población como consecuencia de la entrada en vigor del Seguro Popular, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS) 2013 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con los resultados, de cada 100 personas afiliadas a una institución de seguridad social o de salud, 45 están incorporadas al Seguro Popular, 44 al IMSS, siete al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el resto a otras instituciones públicas o privadas.

La encuesta indica que cerca de dos terceras partes de la población nacional requirieron de atención médica durante el último año.

En particular, de cada 100, 35 se atendieron en el Seguro Popular, 28 en servicios médicos privados, 27 en el IMSS, cinco en el ISSSTE y cinco en otras instituciones.

La tendencia a la baja que ha registrado el IMSS en afiliación de personas y atención médica sucede a partir de 2004, año en el que entró en vigor el Seguro Popular.

4407


Informalidad. Juan Carlos Lagarde, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), asegura que el crecimiento experimentado por el Seguro Popular desde su implantación, durante el gobierno foxista, habla de que la mayor parte de la población se encuentra en el sector informal de la economía.

“El incremento en la afiliación y cobertura médica del Seguro Popular sólo evidencia el nivel de informalidad en México, pues para acceder a este servicio es requisito no ser derechohabiente del IMSS ni del ISSSTE”, explicó.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los programas que sólo están disponibles para trabajadores sin seguridad social, subsidian la informalidad.

El estudio Mejores pensiones, mejores trabajos. Hacia la cobertura universal en América Latina y el Caribe destaca que “durante el periodo de expansión del Seguro Popular, las municipalidades que lo implementaron han experimentado una merma en la inscripción de empresas formales”.

El estudio sostiene que buscar la solución a la falta de cobertura en salud sobre la base de programas no contributivos desligados de la seguridad social puede reducir la generación de ahorro previsional.

“(Ese programa) ha generado efectos negativos en la creación de trabajo formal, sobre todo en empresas pequeñas. De igual manera, varios estudios indican que los programas de transferencias condicionadas pueden limitar los incentivos a cotizar a la seguridad social”, según se lee en el documento presentado.

En valores absolutos, el IMSS reportó 40 millones 144 personas afiliadas el año pasado, cifra inferior a los 41 millones 145 mil 824 personas registradas en el Seguro Popular.

Después del IMSS y el Seguro Popular, la institución que reportó el mayor número de afiliados fue el ISSSTE con seis millones 174 mil 281 personas.