El Senado chileno rechazó el proyecto enviado por el gobierno para aumentar el sueldo mínimo, debido a que la mayoría consideró insuficiente el monto de la propuesta.

De esta manera, el Senado se alineó con la decisión de la Cámara de Diputados, que a fines de marzo también rechazó el monto del proyecto, pero no la idea de legislar al respecto.

La propuesta del gobierno chileno fue dada a conocer a principios de marzo por el presidente Sebastián Piñera, apenas 7 meses después de haber elevado el sueldo mínimo.

De esta manera el gobierno chileno planteaba subir el salario base de los 193 mil pesos chilenos actuales (unos US$413) a 205 mil (US$438), lo que no fue aprobado por ambas cámaras del Congreso.

Ante este resultado, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, comentó que "me voy con una cierta decepción porque parece que no hay nada que uno pueda poner delante como propuesta que no sea considerada insuficiente", dijo.

Al defender el proyecto en la sala, el ministro dijo que "este es el salario mínimo más alto en términos de incremento real", agregó.

Desde la oposición, que se opuso mayoritariamente al proyecto, el senador Andrés Zaldívar explicó que ellos propondrán elevar el monto de asignación familiar (por número de miembros de la familia) de manera que con esto se establecería un sueldo mínimo de 250 mil pesos (535 dólares) para familias con dos hijos.

Esta decisión fue valorada por la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, al sostener que "esta es una oportunidad para el país de empezar a debatir sobre salario mínimo con la profundidad y rigurosidad y responsabilidad que exige", aseguró.

Se espera que el gobierno chileno y la oposición efectúen un diálogo en donde participen representantes empresariales y de los trabajadores para acordar un nuevo monto para el salario mínimo.