Washington. Los senadores demócratas no lograron este miércoles los votos suficientes para concluir el debate sobre una histórica reforma a las regulaciones financieras de Estados Unidos, en un sorpresivo revés para una de las grandes prioridades del Gobierno de Barack Obama.

Dos demócratas votaron junto con 39 senadores republicanos, lo que le impidió al oficialismo reunir los 60 votos necesarios, de los 100 escaños de la cámara, para concluir el debate y llevar el proyecto hacia su aprobación final.

No obstante, los demócratas pueden volver a intentarlo fijando una nueva votación si consiguen el apoyo necesario.