Washington. El Senado estadounidense rechazó este jueves la nominación de Peter Diamond al directorio de la Reserva Federal, lo que significa un golpe a la campaña del presidente Barack Obama para llenar puestos que han estado vacantes por largo tiempo en el banco central.

El Senado regresó la nominación a la Casa Blanca, poniendo fin a ella en la práctica, de acuerdo a los asesores del líder de la mayoría del Senado, Harry Reid.

El rechazo de un nominado al directorio de la Fed, hasta hace poco visto como un cargo en buena parte técnico, enfatiza la creciente atención política sobre el banco central estadounidense tras la peor crisis financiera de las últimas generaciones.

Diamond, un profesor del MIT y experto en impuestos y Seguridad Social, enfrentó la oposición de los republicanos en la Comisión Bancaria del Senado, que votó el mes pasado por un margen de 16-7 para que su nominación fuera sometida al sufragio del Senado pleno.

Richard Shelby, el republicano de mayor rango de la comisión, dijo que Diamond no tenía el tipo de experiencia necesaria para el puesto.

"No creo que el ambiente actual de incertidumbre se beneficie de decisiones de política monetaria tomadas por miembros del directorio que estén aprendiendo el trabajo", manifestó Shelby antes de la votación de la comisión.

Se había previsto que el Senado pleno viera la nominación de Diamond, junto con las de Janet Yellen y Sarah Raskin, a su regreso de su receso veraniego.

No quedó claro si Obama volverá a enviar la nominación de Diamond o si nominará a otra persona para el puesto.

La Fed no estuvo disponible inmediatamente para ofrecer comentarios.