Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), aseguró que con la decisión de incrementar la tasa de referencia en 50 puntos base a 5,25%, se busca proteger el ingreso de todos los mexicanos.
 
De esa manera se podrá proteger el ingreso, el poder adquisitivo, pues la inflación es el impuesto más regresivo que existe y, por mismo, tenemos que utilizar nuestros instrumentos de manera juiciosa”, dijo.
 
Explicó que la decisión es tomada por el mandato prioritario del Banco de México, que es procurar una inflación baja y estable.
 
“Hemos visto, dentro de los factores que inciden o podrían incidir, precios de bienes agropecuarios, pero también hemos visto volatilidad del tipo de cambio, y esa volatilidad podría transmitirse a la inflación”, aseguró al finalizar la ceremonia por los 10 años del Museo Interactivo de Economía (MIDE).
 
Dijo que estas decisiones buscan que el traspaso cambiarlo a la inflación, sea el menor posible.
 
También estaremos viendo hacia delante de todos los eventos que han afectado al sistema financiero internacional, decisiones muy importantes que se tomarán en los próximos meses, sobre todo en Estados Unidos, y estaremos muy al pendiente para utilizar todos los instrumentos que tenemos a nuestro alcance para que el impacto sobre la inflación y sobre las variables financieras sea lo menor posible”, estableció.
 
Afirmó que la coordinación con Hacienda es clave, “lo hemos estado haciendo, lo seguiremos haciendo sin duda el Banco de México buscará que tengamos fundamentos sanos en lo monetario, porque eso es clave para anclar el tipo de cambio, la inflación y las tasas en el país”, finalizó el gobernador del Banxico.