Perú recortó su estimación de crecimiento económico para este y el próximo año en un escenario de mayor déficit fiscal debido a los menores precios de las materias primas, que han golpeado a la economía del país minero.

Según el proyecto de presupuesto elaborado por el Ministerio de Economía, Perú crecería un 3% este año, menos que la proyección original de un rango de 3,5% a 4,5% calculada en abril.

La nueva estimación del Gobierno enviada al Congreso proyecta además que la economía del tercer productor mundial de cobre crecerá un 4,3% en el 2016, una cifra menor a la previsión anterior de un 5,5%.

El gobierno proyectó además un déficit fiscal de 2,7% del PIB para este año, comparado con el déficit de 2% calculado en abril.