China atrajo 639.400 millones de yuanes (US$100.420 millones) en inversión extranjera directa (IED) en los primeros 10 meses del 2015, un alza de 8,6% respecto al año pasado, dijo el miércoles el Ministerio de Comercio.

En octubre, los flujos de IED subieron 4,2% respecto al año pasado, a 54.700 millones de yuanes, dijo el ministerio en un comunicado en su sitio de internet.

La inversión extranjera directa en el sector de servicios subió 19,4% respecto al año pasado, a US$63.400 millones. Un fuerte incremento en ese sector provino de los servicios de alta tecnología, que aumentó un 57,5%, a US$6.800 millones.

La IED entre enero y octubre en el sector manufacturero subieron apenas un 0,2%, a US$32.600 millones.

Por región, los flujos de IED entre enero y octubre registraron un aumento anual del 14% desde más de 60 naciones, incluyendo Rusia y Turquía, que China denomina países de la "Nueva Ruta de la Seda".

Aunque la inversión extranjera directa es una medida clave del interés general en la inversión extranjera en China, es un pequeño factor dentro de los flujos de capital generales y al compararse con el enorme sector de exportaciones.

El año pasado, la IED de China alcanzó un récord de US$119.600 millones, mientras que la inversión saliente aumentó 14,1%, a un récord de US$102.900 millones.

En el 2014, la entrada de flujos de IED a China subieron 1,7%, el ritmo más lento desde el 2012.