El jefe argentino del gabinete de Ministros, Aníbal Fernández, calificó de "falaz" el informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) difundido la víspera, según el cual 28,7% de la población nacional vive en la pobreza.

"Es falaz, no está cerca de la realidad ni por casualidad, y el cálculo es pésimo. Ninguna posibilidad tiene de representar realmente lo que sucede en Argentina", dijo el funcionario.

La UCA hizó público la víspera, como cada año, el estudio elaborado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA).

En 2014, el mismo informe indicó que la pobreza llegaba al 27,4% de la población en el país sudamericano.

Fernández comentó que el nuevo reporte no tiene sentido y que le "daría vergüenza salir a pavonarme (jactarme)" y decir que en Argentina hay 12,3 millones de personas que viven en condición de pobreza.

"No creo absolutamente nada lo que mide este observatorio de la UCA", dijo el funcionario.

El gobierno argentino dejó de dar a conocer en junio pasado de manera oficial los índices de pobreza en la nación.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, sostuvo entonces que dicha información sirvió únicamente para "estigmatizar" a pobres e indigentes.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, afirmó a su vez a principios del mismo mes que la pobreza se encontraba por debajo del 5% a nivel nacional.

Al presentar la víspera el citado reporte, el investigador en jefe del ODSA, Agustín Salvia, sostuvo que la tendencia de la pobreza no se detiene a pesar de que el gobierno aumente los planes sociales de ayuda.

Salvia sostuvo que el principal "motor" del fenómeno tiene que vercon factores como inflación y falta de empleo.

La indigencia, a su vez, afecta al 6,4% de la población argentina, según el informe presentado por la UCA.