El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez indicó que la medida del gobierno nacional, como el aumento del salario, no ayudará a estimular la producción de bienes y servicios en el país. 

"Cada  tres meses son menos empresas que pueden absorber estos costos adicionales porque las medianas y pequeñas empresas son las que se quedan en el camino"

A su juicio, el tejido empresarial se está perdiendo ya que hay menos puestos de trabajo por el cierre gradual de las empresas en el país. Lo cual debilita el aparato productivo, incrementa la perdida de empleos, alimenta el desabastecimiento, produciendo mayor inflación.  

“El cierre de empresas es el cierre de ventanas de libertad para los consumidores que quieren elegir los bienes y servicios que tanto necesitan”, explicó.

Venezuela cerró el año 2016 por tercer año consecutivo con la mayor tasa de inflación y de recesión, por lo que la gran mayoría de empresas no podrán entrar en operación hasta tanto no compren los insumos que no se adquieren en el país, dijo. 

Otro elemento negativo que traen los constantes aumentos de sueldo, según Martínez, es la emisión de dinero inorgánico “para cubrir ese déficit”.

“Ojalá el Gobierno, por la fuerza de los hecho, empiece a hacer lo correcto también en materia cambiaría para tratar de compensar las cuentas del Estado”, agregó Martínez

Destacó que el Gobierno debe tomar otra medida diferente al  Plan de la Patria y la ruta es retomar un sistema cambiario que ayudaría a la economía del país.