El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), un banco multilateral promovido por China, es una buena fórmula para abordar la desaceleración económica mundial y promover el crecimiento y la prosperidad, dijo el primer ministro chino, Li Keqiang, tras una ceremonia de firma sobre la institución.

El establecimiento del BAII ayudará a ampliar los canales de financiamiento de infraestructura y a impulsar la cooperación industrial bilateral, trilateral y multilateral con puntos de partida más elevados y costos más bajos, dijo Li en una carta de felicitación por escrito.

El BAII, que tiene miembros fundadores de economías desarrolladas y emergentes, es representativo del mundo y tendrá una influencia profunda, afirmó Li.

Representantes de 57 países fundadores del BAII se reunieron hoy en Beijing para la ceremonia de firma en el Gran Palacio del Pueblo. Australia fue el primer país en firmar el documento.

El acuerdo de 60 artículos especifica la participación de cada miembro, así como la estructura de gobernanza y mecanismo de determinación de la política del banco, el cual tendrá el objetivo de financiar infraestructura en Asia.

Li dijo que China trabajará con otros miembros del BAII para cooperar y complementar a las instituciones multilaterales existentes en una forma abierta, inclusiva y transparente, y aprovechar la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

La iniciativa propuesta por China es un ambicioso proyecto para mejorar el comercio, la infraestructura y los intercambios culturales en partes de Asia, Africa y Europa.

Li espera que los países aprovechen esta oportunidad para fortalecer la coordinación e impulsar la cooperación de ganar-ganar con el fin de alentar la recuperación y crecimiento sostenible mundiales.