“Hoy hay que ser responsables: es mejor no tener segundo aguinaldo, pero tener empleo”, afirmó este martes en la noche el vicepresidente Álvaro García Linera al explicar los motivos para la no cancelación del segundo aguinaldo.

Anunció que el Gobierno informará de esa situación a los sectores sociales, que ya expresaron su rechazo tras conocer que no se realizará el pago debido a que la economía creció 4,43% y no alcanzó el 4,5% que activa la cancelación de este beneficio.

“Es preferible no tener segundo aguinaldo este año y tenerlo el próximo trabajando más a no tener trabajo. Es mejor no recibir el segundo aguinaldo, pero sí garantizar que tiene trabajo, que el obrero siga en su trabajo. No forzar las cosas para tener segundo aguinaldo, pasar una buena Navidad y llorar en enero (sin empleo)”, insistió el Vicepresidente.

El INE, mediante notas dirigidas a los ministros de Economía y Finanzas Públicas y de Trabajo, Empleo y Previsión Social, comunicó que la tasa de crecimiento observada del PIB de doce meses anteriores a septiembre de la presente gestión, julio de 2015 a junio de 2016, es de 4,43%, lo que descarta el pago de este beneficio.

El decreto 1802 del 20 de noviembre de 2013, en su artículo 1 establece que el pago del Segundo Aguinaldo “Esfuerzo por Bolivia” para el sector público y privado será otorgado en cada gestión fiscal cuando el crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) supere el 4,5%.

García Linera explicó durante una entrevista en la red RTP que el crecimiento no fue suficiente para viabilizar el pago del denominado segundo aguinaldo Esfuerzo por Bolivia y dijo que los dirigentes de sectores sociales que anuncian protestas deben entender la actual situación económica resultado de factores externos, como la baja del precio del petróleo.

“Forzar un segundo aguinaldo puede poner en riesgo tu fuente laboral. En estos tiempos en América Latina, tener un empleo, ya es una bendición. No están pagando muy bien, de acuerdo, mejorarán las cosas el siguiente año, pero ya tener un trabajo, una fuente segura de empleo, es una bendición y eso hay que proteger”, reiteró.

El presidente del Instituto Boliviano de Comercio exterior (IBCE), Antonio Rocha, dijo el martes que el no pago del beneficio es una postura sensata y acorde a la realidad económica de las empresas productivas.