Uno de los principales méritos de la economía peruana es continuar en la senda del crecimiento manteniendo la estabilidad de sus fundamentos macroeconómicos, sostuvo el director principal de calificación soberana de América Latina de la agencia calificadora Fitch Ratings, Erich Arispe.

“El crecimiento económico es importante, pero no es una variable que deba ser perseguida a costa de todos los demás indicadores económicos”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Comentó que los agentes económicos deben tener presente que es difícil alcanzar tasas de crecimiento de 6% y 7% en una coyuntura internacional, en la que los precios de las materias primas, principal rubro de exportación, están bajos.

Si bien dijo que el Perú reporta tasas de crecimiento por debajo de lo esperado, no está fuera de lugar en el grupo de países que ostentan la misma calificación crediticia.

Avance. Arispe explicó que entre los principales factores que explicarán el avance de la economía peruana en 3.4 por ciento para este año, figura el mejor desempeño de las materias primas, donde destacarán la producción minera y la pesca en comparación con lo registrado el año pasado.

“También prevemos una recuperación de la inversión pública para el segundo semestre de este año y un mejor comportamiento de la inversión privada. A ello, agregó el comienzo de las grandes obras de infraestructura”, dijo.

Comentó que con los países que el Perú tiene similar calificación crediticia (BBB+), nuestro país mantiene una situación positiva con una perspectiva de crecimiento de 3.4 por ciento, junto con Tailandia (BBB+), que este año avanzará 3.5 por ciento.

En tanto, el producto bruto interno (PBI) de Colombia (BBB) aumentará 3 por ciento, el de Sudáfrica (BBB) registrará un incremento de 2.1 por ciento y el de Kazajistán (BBB+), 1.8 por ciento.

“En este grupo de países, con calificación de grado inversión, el promedio de crecimiento de su economía proyectado para este año es de 2.7 por ciento”, aseveró el economista.

En ruta. Arispe destacó que el Perú está en la ruta ascendente de nuevas calificaciones crediticias. “Registra una mejora en sus calificaciones a una razón de cada dos años, es decir, un proceso bastante rápido”, dijo.

En tal sentido, el economista resaltó que nuestro país tiene un récord de estabilidad macroeconómica y financiera con un marco de política económica basado en reglas claras.

“Esas fortalezas se mantienen con relación a otros países. El ritmo de crecimiento que registra le permite mantener sus fortalezas crediticias fiscales y avanzar”, agregó el director de la agencia calificadora.

Arispe subrayó que el Perú tiene una gran capacidad para atraer inversiones debido a que sus políticas económicas y fiscales son sostenibles.

“Es un país que busca promover la inversión privada, dispone de una cantidad ingente de recursos, además de un amplio mercado interno”, puntualizó.