La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, expresó que no le gustaban las cifras que se conocieron sobre desempleo de 7,1%, correspondientes al trimestre móvil mayo-julio, lo que superó las expectativas del mercado.

"No puedo comenzar sin decir algo con respecto a que no nos gustan las cifras de empleo, que hemos conocido el día de ayer, porque el buen empleo, como aquí hemos escuchado, es la base de oportunidades para las mujeres, pero también para los hombres", dijo.

Bachelet expuso lo anterior en el marco del seminario "Mujeres en el mundo laboral: un aporte para Chile", donde insistió en que un "buen empleo es la base de oportunidades".

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la víspera el dato sobre desempleo en el país sudamericano, el indicador más alto desde el trimestre septiembre-noviembre de 2011, cuando tuvo el mismo valor (7,1%).

La mandataria chilena señaló que por esta razón monitorean "muy de cerca los indicadores" y también actúan.

Sostuvo que su gobierno hace énfasis en la inversión pública y el trabajo con el sector privado en múltiples áreas, "para que podamos avanzar mucho más fuerte en una asociación público-privada".

El crecimiento del desempleo se produce en momentos en que la economía chilena se ha desacelerado, producto del bajo precio del cobre y la caída de la demanda internacional de ese metal.

En tanto, BCI Estudios ratificó la tasa de desempleo y dio cuenta de un deterioro más pronunciado en los indicadores de desocupación, "en un escenario donde la creación de puestos de trabajo se mantiene creciendo a tasas levemente superiores al 1% anual".

Pronosticó, además, que "la tasa de desempleo continuaría subiendo hacia niveles superiores a 7,5% en lo que resta del año".

A su vez, la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) estimó que "las cifras de empleo continúan deteriorándose y las expectativas de los consumidores en julio no muestran retomar dinamismo, mientras que la de los empresarios se mantendrá por más de dos años en zona pesimista".

Por su parte, Scotiabank sostuvo que "la parte preocupante de las cifras tiene que ver con el tipo de empleo: se acentúa la fuerte expansión del empleo por cuenta propia (7,6%), así como la baja expansión del asalariado (0,2%)".

La entidad bancaria mantuvo su proyección de una tasa de desempleo promedio de 6,6% para el año, que aumentará a 7,4% en 2017.

"Es de esperar que el último trimestre de este año y primero del próximo ayuden a moderar los incrementos del desempleo, que son esperables a partir del actual deterioro de la economía", indicó Scotiabank.