La atención de los mercados durante la semana que inicia se centrará en la publicación de las minutas del Banco de México, el jueves, y en el reporte final del PIB del primer trimestre de 2016, el viernes, por parte del Inegi, en el que se espera un crecimiento de 2,6% anual, marginalmente por debajo del 2,7% observado en la estimación oportuna del 27 de abril. El nuevo dato, servirá de base para revisar las expectativas del resto del año.

Se prevé que el banco central reporte que la decisión de mantener la tasas de interés en 3,75% fue unánime, y que las discusiones de la Junta de Gobierno giraron en torno a un deterioro del balance de riesgos para el crecimiento mundial y reconocerá que no se pueden descartar nuevos episodios de volatilidad dados los riesgos que implica la política acomodaticia de algunos bancos centrales de países avanzados sobre la estabilidad del sistema financiero.

Los especialistas esperan que la institución también destaque que el balance de riesgos para la inflación tanto en el corto como en el mediano plazo han permanecido sin cambios, y probablemente cerrará el año prácticamente en 3%.

Entorno externo. De acuerdo con el comunicado, el balance de riesgos para el crecimiento mundial se deterioró respecto a la decisión anterior. En particular se menciona que el crecimiento económico de Estados Unidos se debilitó durante el primer trimestre, a pesar del mayor dinamismo del mercado laboral norteamericano y los altos niveles de confianza del consumidor. Respecto a la Eurozona y Japón, el banco comentó que se sigue observando una recuperación económica modesta, sin un repunte de la inflación, a pesar de políticas monetarias extremadamente laxas por parte de sus bancos centrales.

El banco reconoció que el crecimiento de la economía mexicana durante el primer trimestre del año fue mayor al del último trimestre del año anterior, aunque la demanda externa continúa mostrando un comportamiento desfavorable y la inversión fija bruta mantuvo un débil desempeño.

En este contexto descartó presiones de la demanda sobre los precios y consideró que todavía hay holgura en la economía. Respecto a la inflación, explicó que alcanzó recientemente una variación de 2,6% anual, donde la inflación subyacente mantiene una moderada tendencia al alza ante algunos aumentos.