En la primera quincena de diciembre, los precios al consumidor registraron un alza de 0,42%, con lo cual la inflación a tasa anual se ubicó en 3,48%, el mayor nivel alcanzado desde diciembre de 2014, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) la inflación a tasa anual también registró su sexto periodo consecutivo arriba de 3%. Sin embargo, se ubica dentro del objetivo impuesto por las autoridades federales para este año.

El organismo dirigido por Julio Santaella Castell señaló que el alza en los precios del transporte aéreo y servicios turísticos fueron los que tuvieron mayor incidencia en la inflación quincenal, lo que fue parcialmente contrarrestado por la baja en algunos productos agropecuarios como el chile serrano, aguacate, tomate verde y papaya.

Respecto a la primera mitad de diciembre de 2016, los precios de alimentos, bebidas y tabaco aumentaron 4,32%, mientras que la inflación para mercancías distintas de alimentos, más sensibles a las variaciones del tipo de cambio, alcanzó un nivel de 3,67%.

En el agregado, el componente subyacente del índice repuntó hasta 3,46%, la mayor inflación para el segmento en poco más de cuatro años. El total de mercancías apuntó un aumento de 3,97% anual, para los servicios fue de 3,03%.

El elemento no subyacente observó un aumento anual de 3.55%, el más significativo en diez meses. Entre sus renglones, los precios de agropecuarios sufrieron el mayor crecimiento con una variación de 5.24 por ciento en el año, presionados especialmente por los precios de frutas y verduras.

Para energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno el índice señaló un crecimiento de 2.51%, el de mayor valor en 16 meses. Las tarifas autorizadas por el gobierno reportaron un aumento de 2.58 por ciento, en tanto que los precios de energéticos se expandieron 2.47%.

Sergio Luna, director de Estudios Económicos de Citibanamex, explicó que el efecto de la depreciación del tipo de cambio sobre la inflación se hizo más notable en la primera quincena de diciembre. Sin embargo, estuvo más asociado a los servicios que a las mercancías.

“Uno de los principales factores para el resultado de la primera quincena del mes fue el incremento sustancial en las tarifas aéreas y los paquetes turísticos, los cuales ya habían aumentado el mes anterior”.

Indicó que, aunque existe un componente estacional asociado a esta subida de precios, la depreciación del tipo de cambio también tuvo injerencia. “No solamente las tarifas aéreas son afectadas por la turbosina, que cotiza en dólares, sino también el alojamiento y otros servicios relacionados con el sector turismo son sensibles a la demanda internacional y sus cotizaciones son en dólares”.

En su opinión, todo apunta a que la inflación general cerrará el año por encima de 3,4%, ya que es poco probable que la tendencia se revierta en la segunda quincena del mes. 2017 comenzará con mucha atención.