El Índice de Capacidad de Pago de Argentina (ICPA), que calcula el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, retrocedió un 58% en marzo en comparación con el mes anterior.

Dicho resultado negativo fue motivado por el elevado déficit fiscal primario registrado en dicho mes, que alcanzó a 31.719,5 millones de pesos. También contribuyó a esa caída el saldo negativo en la balanza comercial, con un déficit de US$267 millones. Además, retrocedió el tipo de cambio real y sólo experimentó un leve aumento el nivel de reservas del Banco Central.

Al transparentar las cifras fiscales y no incluir las rentas percibidas por el Banco Central y la Administración del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses como ingresos genuinos, sino como formas de financiamiento del déficit fiscal, la Secretaría de Hacienda pone en evidencia la verdadera magnitud del problema.

Cabe mencionar que el Índice de Capacidad de Pago de Argentina (ICPA) que calcula el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, dirigido por el economista Víctor Beker, se elabora en base a un promedio ponderado de cuatro indicadores: el resultado fiscal primario medido en dólares oficiales, el tipo de cambio real, las reservas del BCRA y el saldo de la balanza comercial.