Paraguay redujo levemente el índice de pobreza en el 2015 respecto al año anterior, dijo este miércoles el Gobierno que prometió redoblar esfuerzos en la implementación de programas sociales para mejorar las cifras en uno de los mayores exportadores de alimentos del mundo.

Un informe de la Secretaría Técnica de Planificación (STP) señaló que la pobreza extrema bajó a un 9,97% desde un 10,47% en el 2014, mientras la pobreza total pasó a 22,24% desde un 22,57% y abarca a 1,5 millones de personas, según datos de la Encuesta Permanente de Hogares.

Las cifras correspondientes al año pasado representan el nivel de pobreza más bajo desde que se inició el registro en 1997. El Gobierno lo atribuyó al éxito de programas sociales que identifican a familias en extrema pobreza y les proporcionan apoyo social, económico y motivacional.

"Esta reducción histórica nos indica que vamos por la senda correcta (...) sin embargo, es necesario agilizar el ritmo de las acciones a fin de llegar a más familias en el menor tiempo posible", dijo a periodistas el titular de la STP, José Molinas.

"El hambre no espera ni tolera. Es inaceptable que un país, (que está) entre los mayores exportadores de alimento del mundo, tenga más de 500.000 personas en pobreza extrema en el sector rural, donde se producen los alimentos para más de 60 millones de personas", agregó.

La economía paraguaya, una de las menores de la región, se sustenta en gran medida en las exportaciones de soja, carne vacuna y cereales. El país creció un 3% en el 2015 y las autoridades esperan una expansión similar este año, a pesar del contexto de desaceleración regional.

Según el informe, la tasa de desempleo abierto también bajó a 5,34% en el 2015 en comparación con el 6,05% del año anterior y la de subocupación pasó a 19,03% desde un 19,95%.

El conservador Horacio Cartes se comprometió a bajar a un 9% el numero de pobres extremos cuando asumió el Gobierno en el 2013.