Bolivia cerró septiembre con una inflación de 0,30% y con un índice acumulado de 5,54%, según un reporte del INE. Esta cifra está casi medio punto porcentual por debajo de la meta anual proyectada por el BCB, que es del 6%.

“El IPC registró en el mes de septiembre del 2011 una variación porcentual positiva de 0,30% respecto al índice del mes de agosto, variación acumulada de 5,54% y a 12 meses de 9,93%”, indica el ente estatal en una nota de prensa.

El ex presidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Armando Méndez explicó que a este ritmo el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide la tasa de inflación, podría cerrar este año en 7%.

“Yo espero a fin de año un 7% de inflación que sería muy buena. El 6% del Banco Central es una simple estimación, (porque) nadie tiene aquí la seguridad” de que el IPC cierre en esa cifra proyectada por el ente emisor, precisó Méndez.

El 9 de febrero, el BCB reformuló las expectativas inflacionarias para esta gestión subiendo las mismas de 4 a 6% por efecto de la inflación importada, variable que se vio agravada por el agio y problemas de producción y abastecimiento en el mercado interno. Al respecto, Méndez dijo que la población debería alegrarse porque la inflación está bajando. “Hay que destacar que la inflación realmente en estos meses está bajando, y debemos alegrarnos, porque con la inflación nada ganamos”, aseguró el economista.

Los datos publicados por la estatal INE en su página web dan cuenta que la inflación, entre abril y septiembre de este año, ha ido bajando o se ha mantenido estable. En abril, por ejemplo, el costo de vida subió en 0,02%. Y entre agosto y septiembre hubo una bajada de 0,38% a 0,30%, según los datos publicados por la oficina estatal.

“Por tanto, si a fin de año cerramos a 7%, viendo el buen comportamiento de la inflación de septiembre, sería una buena tasa de inflación”, reiteró el economista y expresidente del Banco Central.

Armando Méndez atribuyó la disminución de la tasa de inflación a la “enorme cantidad de importaciones”, entre las que se encuentra el rubro de los alimentos, realizadas por Bolivia en los últimos meses, y a la regularización de precios en el mercado interno. Otro factor, añadió, es la baja ejecución presupuestaria que “ha permitido parar la inflación”. “Son una constelación de hechos”, indicó el economista.