Ciduad de México. El jefe del Servicio de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez Sánchez, reveló que el organismo a su cargo está a punto de cerrar convenios con algunas de las veinte grandes empresas globales que realizan prácticas agresivas de planeación fiscal con fines de elusión y de evasión en nuestro país.

Adelantó que una de ellas aceptó realizar una reestructura fiscal, que consiste en cambiar su modelo de planeación agresiva, por una parte, y en reconocer el efecto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de años anteriores, por la otra, lo que dará como resultado el pago de alguna cantidad importante por ese concepto.

Estimó que el conjunto de empresas con las que el SAT negocia su regularización fiscal podrían pagar al fisco unos mil millones de pesos, aproximadamente, que se suman a las contribuciones pagadas recientemente por otros grandes contribuyentes que también realizan prácticas fiscales agresivas.

"Traemos cifras importantes, una de ellas pagó 65 millones de dólares el año pasado, otra pagó un poco más de 1,000 millones de pesos, y las empresas que traemos en pláticas podrían estar pagando por lo menos otros 1,000 millones de pesos, hay que esperar a que concluyan las negociaciones”, dijo el funcionario.

Explicó que con acciones como las descritas, el SAT combate la elusión y la evasión fiscal, la cual, reiteró, asciende a 485,000 millones de pesos de 2012, que equivalen a 3.1% del Producto Interno Bruto (PIB), según resultados de estudios realizados por instituciones de educación superior.

Respecto a la parte del paquete económico 2016 que ya aprobó la Cámara de Diputados, aseguró que el SAT podría mantener la inercia de la recaudación, a través de una mayor eficacia fiscal, en beneficio de los propios contribuyentes, cuyos impuestos compensan los menores ingresos petroleros.

"Creemos que con lo que hasta ahora se ha aprobado podemos mantener la inercia y la dinámica que traemos de recaudación, y eso debe beneficiar al país, porque en un momento como este, donde los ingresos petroleros han disminuido sustancialmente, los que están dando la cara, hay que reconocerlo y decirlo, son los contribuyentes, los ciudadanos mexicanos, los que están pagando con sus impuestos muchos de los servicios que también se ofrecen por parte del Estado mexicano a los propios mexicanos, a través de salud, educación, de seguridad pública”, afirmó el encargado de aplicar la política fiscal del país.

Núñez fue entrevistado luego de firmar un convenio de colaboración con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), que encabeza Jaime Valls Esponda, para promover actividades académicas en materia fiscal, que impulsen y fortalezcan la formación cívica y el cumplimiento tributario y ciudadano entre la comunidad de las instituciones de educación superior afiliadas a esa organización gremial.