Los contribuyentes del Ecuador en relación de dependencia que perciban más de US$867,5 mensuales o US$10.410 al año pueden entregar su proyección de gastos personales del 2014 a su empleador hasta el 31 de enero, según Paola Hidalgo, directora de la Regional Norte del Servicio de Rentas Internas (SRI).

La proyección de gastos personales es un derecho del contribuyente que le permite reducir su pago de Impuesto a la Renta (IR).

Tanto de contribuyentes naturales como jurídicos el SRI recaudó US$3.933 millones en IR en 2013. En la proforma presupuestaria del 2014 la meta de recaudación por ese rubro es de US$3.928 millones, 4,85% más que la meta que se fijó para el año pasado, US$3.746 millones.

La deducción de gastos personales puede ser hasta del 50% del total de los ingresos anuales, pero no puede superar US$13.533, que es el límite máximo fijado para este año.

Hidalgo puntualizó que se consideran ingresos anuales al sueldo, los sobretiempos y los bonos. No se incluyen los décimos tercero y cuarto sueldos, indemnizaciones por despido o por jubilación, ni liquidación por vacaciones.

Son cinco los rubros deducibles: vivienda, alimentación, vestimenta, educación y salud. El valor límite por cada tipo de gasto es de US$3.383,25.

El contribuyente puede utilizar todo su cupo en salud, es decir, este es el único rubro en el que puede aplicar el techo máximo de US$13.533. Pero, si hace eso, ya no puede deducir gastos de los otros rubros.

Hidalgo indicó que si bien una persona en relación de dependencia que percibe US$10.410 por ingresos anuales tiene que declarar el Impuesto a la Renta, no está obligada a presentar su proyección de gastos personales. Pero, al no hacerlo se perjudica porque se le debitará más recursos por ese rubro.

3869

Dijo que quienes tienen más ingresos pagan más IR. Por ejemplo, refirió que con ingresos anuales de US$15 mil se paga un valor fijo de US$143 y sobre el excedente se paga el 10%; pero por ingresos de US$30 mil se paga US$875 por fracción básica y el 15% por el excedente.

A ello se suma que si el contribuyente deduce gastos personales, paga sobre una base imponible menor. Es decir, si percibe US$30 mil y deduce gastos por US$12 mil, debe tributar sobre US$18 mil una fracción básica de US$475 más 12% sobre el excedente.

En la deducción de gastos personales también se pueden incluir los del cónyuge (siempre que no trabaje) y los de hijos menores de edad o con discapacidad, indicó Hidalgo.

En cuanto a los gastos personales ejecutados en el 2013, los contribuyentes deben presentar un anexo con el detalle de cada factura como respaldo. Los plazos de entrega de esta información van del 10 al 28 de febrero, en función del noveno dígito de la cédula o del Registro Único de Contribuyentes.

Este anexo sirve para liquidar el Impuesto a la Renta del 2013, cuya declaración se presenta en marzo de este año.

Salud. Se incluyen tratamientos para bajar de peso y tratamientos dentales, así como accesorios para la salud, como muletas, sillas de ruedas, aparatos y terapias de rehabilitación, de acuerdo con el SRI.

Vivienda. Por arreglo de vivienda se pueden incluir materiales, como arena, piedra y ripio, además de acabados. No se considera la compra de ítems como electrodomésticos, muebles y artículos decorativos, según el ente tributario.

50% de ingresos anuales. Es uno de los límites para la deducción de gastos personales que puede hacer cada contribuyente.