Ciudad de México. El SAT tuvo una recaudación extra de 225 mil 21.8 millones de pesos más respecto de lo presupuestado para los primeros nueve meses del año.

En ese periodo, el organismo recaudó un total de dos billones 41 mil 536.3 millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 11.2% real anual, señaló en un informe.

El ingreso extra se obtuvo pese a que en el mismo periodo hizo devoluciones de impuestos por un monto histórico de 279 mil millones de pesos, de los cuales 249 mil 368.7 millones de pesos fueron por IVA; 27 mil 694.8 millones de pesos por ISR; mil 646.1 millones de pesos por otros y 344.4 millones de pesos por IEPS.

El SAT reportó tasas de crecimiento de 36% en la recaudación del IEPS a gasolinas; de 22.2% en el IEPS general; de 12.2% en el impuesto a la importación; de 10.5% en ISR y de 5.9% en IVA.

El que más contribuyó fue el ISR, con un billón 71 mil 333.1 millones de pesos, monto superior en 119 mil 711.9 millones de pesos respecto a lo programado para los primeros nueve meses del año.

Medidos por monto de recaudación, le siguió el IVA con una aportación de 585 mil 979 millones de pesos, cantidad que superó en 30 mil 197.3 millones  lo presupuestado.

Durante los primeros nueve meses del año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recaudó dos billones 41 mil 536.3 millones de pesos, lo que significó 225 mil 21.8 millones de pesos más respecto a lo presupuestado para dicho periodo, y un crecimiento de 11.2% anual, es decir, en comparación con el mismo periodo de 2015, informó el organismo.

Lo anterior, pese a que en el mismo lapso realizó devoluciones a los pagadores de impuestos por un monto histórico de 279 mil millones de pesos, de los cuales 249 mil 368.7 millones de pesos fueron por IVA; 27 mil 694.8 millones de pesos por ISR; mil 646.1 millones de pesos por otros; y 344.4 millones de pesos por IEPS.

El monto adicional observado en la recaudación de ingresos tributarios no petroleros superó por más de 60 mil millones de pesos el del recorte de 164 mil 78 millones de pesos que se realizó al gasto del sector público durante el mismo periodo, según cifras de la Secretaría de Hacienda.

Y es prácticamente igual que el del sobreejercicio presupuestal de 220 mil millones de pesos en el que incurrió el sector público durante el mismo periodo, por realizar transferencias a Pemex y al Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP), y por pagar mayores participaciones federales a los estados.

Los datos oficiales sugieren que los ingresos tributarios extraordinarios pudieron sobrecompensar el recorte al gasto, pero Hacienda los gastó en el rescate a Pemex y en el pago de obligaciones financieras, entre las que destacan las participaciones a estados.

A través de su informe tributario y de gestión al tercer trimestre de 2016, el SAT reportó tasas de crecimiento de 36% en la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas; de 22.2% en el IEPS general; de 12.2% en el impuesto a la importación; de 10.5% en el Impuesto Sobre la Renta (ISR), y de 5.9% en Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Clasificados por monto de recaudación, el que más contribuyó fue el ISR, con un billón 71 mil 333.1 millones de pesos, monto superior en 119 mil 711.9 millones de pesos respecto a lo programado para los primeros nueve meses del año en la Ley de Ingresos para 2016.

Le siguió el IVA, con una aportación de 585 mil 979 millones de pesos, cantidad que superó en 30 mil 197.3 millones de pesos lo presupuestado.

El IEPS, con 322 mil 514.8 millones de pesos, monto mayor en 63 mil ocho millones de pesos con relación a lo programado.

El IEPS a gasolinas, con 217 mil 924.8 millones de pesos, 61 mil 289.8 millones de pesos más que lo estimado.

El Impuesto a la Importación, con 37 mil 186.3 millones de pesos, esto es, diez mil 427.6 millones de pesos más, también respecto a la Ley de Ingresos para este año.

Otros impuestos (ISAN, Exportación, Accesorios, IETU, IDE y no comprendidos), con 21 mil 654.1 millones de pesos, lo que signifi